TRATAMIENTOS BÁSICOS
Ante la presencia de una enfermedad o un malestar físico hemos de acudir siempre a un médico especialista. No obstante, de forma paralela, podemos ayudar a paliar los síntomas de la enfermedad y lograr mejoría mediante técnicas alternativas que, en ningún caso, sustituyen a la medicina tradicional.

En esta sección se recogen conceptos básicos de reflexología y acupresión que combinados con las propiedades curativas de los minerales pueden ayudarnos en el tratamiento de múltiples dolencias.

En cualquier tienda especializada y en muchas tiendas de minerales puedes encontrar varas talladas de diferentes minerales para masaje y acupresión. Estas varas suelen tener uno de los extremos acabado en punta y el otro de los extremos redondeado.

REFLEXOLOGÍA PODAL
Esquema reflexología de los pies
Con la parte redondeada del masajeador damos un masaje en la planta del pie prestando especial atención a la zona que representa el órgano o parte del cuerpo que queremos tratar. Cuando localicemos puntos de dolor presionamos ligeramente  y luego masajeamos suavemente en círculos sobre ese punto.
Hay que tener en cuenta que en cada pie están reflejados todos los órganos del cuerpo, pero lo órganos que están situados en una mitad del cuerpo (corazón, hígado, etc.) están representados con más fuerza en el pie correspondiente a la mitad en la que se encuentran (por ejemplo, el corazón está representado con más fuerza en el pie izquierdo). Siempre masajearemos ambos pies, aunque nos centremos más en uno de ellos.

ACUPRESIÓN EN LAS OREJAS
Esquema de puntos de reflexología en las orejas
La acupresión es una técnica de medicina tradicional china basada en las mismas ideas que la acupuntura. Consiste en hacer presión sobre diferentes puntos de presión en la superficie del cuerpo humano (que puede estar bastante distante del síntoma, relacionado por lo que se llama el sistema de meridianos) para traer alivio a través de un mayor balance y circulación de energías en el cuerpo.
Con la zona en punta del masajeador hemos de encontrar los puntos dolorosos correspondientes a la zona del cuerpo a tratar. Cuando localicemos el punto de dolor hemos de presionar sobre ese punto durante 15 o 20 segundos. Repetir esta operación hasta que el punto de dolor pase a generar una simple molestia.

COMBINACIÓN DE AMBOS

Lo ideal es realizar una combinación de ambos tratamientos. Comenzando con la acupresión localizaremos los puntos de dolor en la oreja y presionaremos sobre ellos hasta que notemos una simple molestia. Posteriormente haremos un masaje sobre ambos pies con la parte redondeada del masajeador incidiendo en los puntos de dolor y en las zonas que representen la zona a tratar.

Tienda de minerales

AREAMINERAL.COM
Contacto: areamineral@areamineral.com